El pasado martes 23 de junio, la Organización Mundial del Comercio dio a conocer que durante los meses abril y junio, el comercio de mercancías en el mundo se desplomó un 18,5%.

Luego de que en el primer trimestre del año, el volumen del comercio de mercancías en el mundo se viera afectado en un 3%, la OMC dio a conocer sus previsiones para todo el año, donde situarían la caída del comercio global entre un 13% y 32%, debido a los confinamientos realizados mundialmente a raíz del COVID-19.

También destacó que la previsión mas optimista podría llevarse a cabo si se lograra un ascenso de 2,5% en los trimestres restantes del 2020. Sin embargo, no se podría asegurar con exactitud, en base a una posible segunda oleada de pandemia.

Sin embargo, Roberto Azevedo, director general de la OMC, dio a conocer que aunque los daños han sido severas en el comercio global, podrían haber sido mucho peor. Y destaca la importancia de las decisiones políticas para sobrellevar la situación, por lo que aseguró que, durante el próximo año se deberán realizar políticas fiscales y monetarias para solucionar estos acontecimientos.