Bolivia se perfila para registrar en 2017 un déficit en su balanza comercial por tercer año consecutivo, lo cual significa que el sector externo no genera los excedentes que en años anteriores alimentaron las Reservas Internacionales Netas (RIN), coincidieron exportadores y expertos.

La Cámara Nacional de Exportaciones de Bolivia (Caneb) prevé un déficit comercial para la gestión de al menos 1.000 millones de dólares, debido principalmente a la baja demanda de gas por parte de Brasil, además de la baja del valor de las ventas al exterior del gas natural y minería.

“Estimamos que cerraremos este año con unos 1.000 millones de déficit comercial. No es bueno que exista para el país una balanza comercial negativa, pero esas son nuestras proyecciones”, declaró en entrevista con Xinhua el presidente de la Caneb, Wilfredo Rojas. Según datos del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y del estatal Instituto Nacional de Estadística (INE), Bolivia registró un déficit comercial de 855 millones de dólares en 2015, el cual aumentó a 1.212 millones de dólares en 2016, uno de los más altos en el gobierno del presidente Evo Morales.

Hasta septiembre de este año, el déficit comercial registra 899 millones de dólares. Rojas consideró que hasta fin de año el valor de las exportaciones llegará a unos 7.000 millones de dólares, similar al de 2016 que cerró con 7.200 millones de dólares. El titular de Caneb mencionó que lamentablemente esos datos inciden en un menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año.

“Eso implica que fundamentalmente el sector de hidrocarburos es el que ha frenado más el desarrollo del PIB”, explicó. El gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, declaró a periodistas que tener un déficit comercial significa que las divisas que el país obtiene por vender sus productos en el exterior no alcanzan para pagar los artículos que compra afuera.

“Al crecer el déficit comercial de Bolivia, lo que se tiene en primera instancia es una salida de divisas para el país, ya que lo que se está vendiendo no está alcanzando para poder mantener las compras externas”, explicó. El continuo déficit de la balanza comercial provoca una disminución constante de las RIN en Bolivia, las cuales oscilaron entre 13.000 y 10.000 millones de dólares en los dos últimos años. Las exportaciones bolivianas de enero a septiembre de este año crecieron 8,8 por ciento, aunque de manera simultánea el déficit comercial en el mismo periodo se disparó a 899 millones de dólares, uno de los más altos en la última década, según el Instituto Nacional de estadística (INE).

Pese a la caída del precio del gas natural que exporta a Brasil y Argentina, además de la paulatina recuperación de la minería, ambos sectores empujaron a la mejora de las ventas al exterior. El valor de las exportaciones de Bolivia en los primeros nueve meses del año se situó en 5.797 millones de dólares, 8,8 por ciento más que lo logrado en el mismo periodo de 2016.

Entre los principales países de destino de las exportaciones están Brasil (17,6 por ciento), Argentina (15,7 por ciento), Estados Unidos (7,7 por ciento), Japón (7,2 por ciento) e India (6,5 por ciento).

Consideraciones

 

El titular de Caneb recomendó al gobierno buscar nuevos mercados para la venta de gas natural como Paraguay, Uruguay y Perú. Rojas agregó que es importante diversificar la exportación de otros productos no tradicionales con demanda en otros países, con la finalidad de impulsar al sector de la agroindustria, que genera empleo. Sin embargo, el gerente general del IBCE consideró que el panorama para el comercio exterior boliviano “no es halagüeño”. El pronóstico para Rodríguez en 2017 es “reservado” por tres factores, uno de ellos es la posible “guerra comercial”, devaluaciones y la práctica las medidas económicas proteccionistas y de política monetaria que anunció en campaña.

Otro factor es que los problemas para ingresar al mercado estadounidense, esos productos se van a Latinoamérica, lo cual implica una mayor competencia. “Si bien es cierto que un 70 por ciento de las importaciones son bienes de capital, insumos y equipos de transporte que ayudan a producir bienes y servicios, así como a aumentar el acervo de activos en el país, hay que evitar que el déficit se torne estructural”, por el impacto negativo que éstas puedan tener sobre las RIN, precisó Rodríguez. El experto señaló que para revertir el déficit comercial es necesario estimular las exportaciones o desincentivar las importaciones.

fuente: Agencia China Xinhuá de Noticias